Lo que hay detrás de la obsesión por la piel blanca en Asia

, , ,

La piel blanca en Asia se considera clave para conseguir éxito y oportunidades. Algunas campañas intentan normalizar los tonos más oscuros.

Escribí este reportaje para El País – Planeta Futuro 

Imagen de Nonthawan Thongleng ‘Maeya’, coronada como Miss Mundo Tailandia en 2014. FOTO CEDIDA POR MAEYA

Piel blanca en Asia

Cuando Nonthawan Thongleng fue coronada como Miss Mundo Tailandia en 2014, algunos comentaristas consideraron su triunfo como una oportunidad para redefinir los estándares de belleza en un país donde, como en muchos otros países de Asia, tener una piel clara es una tendencia obsesiva. La de ella tiene tonos más oscuros.

La expresión más reciente de estos estándares controvertidos llegó en diciembre, cuando Catriona Gray se convirtió en la cuarta filipina en ser nombrada Miss Universo. Su victoria llegó a polarizar a los filipinos, particularmente en las redes sociales, donde muchos criticaron su victoria porque su piel es bronceada. Gray nació y creció en Australia y es de ascendencia escocesa-filipina mixta. Para algunos de sus críticos, ella no es «suficientemente filipina».

Nonthawan, también conocida como Maeya, dijo que para ella, después del arduo trabajo, significaba mucho haberse convertido en un futuro modelo para la generación más joven de asiáticos. Su triunfo, dice, “fue demostrar a las personas de todos los orígenes étnicos y piel oscura que pueden lograr lo que sueñan”. Tradicionalmente, las mujeres de piel oscura han sido muy poco representadas en Tailandia y marginadas en favor de un estándar de belleza de tez más clara.

Existe una norma cultural muy arraigada: la piel oscura se ha asociado durante mucho tiempo con el trabajo en el campo y, por lo tanto, a la pobreza rural. Por otro lado, la pálida se asocia con vivir una vida más cómoda y cosmopolita en lugares de interior, lejos del sol y, por lo tanto, un nivel socioeconómico más alto.

En las calles de Bangkok no es raro ver a los tailandeses tratando de mantenerse lejos de los rayos del sol con sus sombrillas o utilizando mangas largas, incluso durante los meses más calurosos del año. La preferencia por la piel blanca se refuerza a través de los medios: televisiones, revistas y vallas publicitarias. Las farmacias ofrecen una variedad de cremas para blanquear la piel. Algunos productos incluso prometen aclarar el color de las áreas corporales más íntimas, como los pezones o las axilas.

Según Kosum Omphornuwat, una profesora de estudios de género y sexualidad en la Universidad de Thammasat, en Bangkok, «alcanzar la piel blanca parece ser la clave para conseguir nuevas oportunidades y lograr el mayor objetivo de sus vidas: aceptación, fama, hombres, dinero o movilidad de clase». Incluso los tratamientos costosos pueden «inducir riesgos para la salud», dice la profesora.

“Las mujeres están impregnadas de odio a sí mismas por vivir en un cuerpo indeseable si fallan. Es una opresión que conduce a la depresión», explica Omphornuwat. Ella sugiere que refuerzan esta obsesión algunos factores como «la economía de mercado, el consumismo, las redes sociales y el síndrome del selfie«.

En los últimos años, algunas campañas publicitarias han atraído una reacción por su promoción de este ideal de belleza. En 2016, una empresa tailandesa anunció tabletas para aclarar la piel con el eslogan “el blanco te hace ganador”. El anuncio promociona las píldoras de suplementos Snowz, distribuidas por la compañía Seoul Secret y presenta como ideal de belleza a Cris Horwang, una conocida modelo y actriz tailandesa que atribuye su éxito a su tez clara. El spot fue retirado tras recibir muchas críticas.

La presión por la piel blanca no solo se deja sentir entre las mujeres. «Existe una gama de productos y servicios dirigidos a hombres que están interesados en ser más pálidos”, explica Jaray Singhakowinta, profesor asistente de estudios de sexualidad en el Instituto Nacional de Administración del Desarrollo. Él ofrece el ejemplo de hombres que se inyectaron sustancias de glutatión en la piel para acelerar el proceso de blanqueamiento. De hecho, hay clínicas en Tailandia que ofrecen tratamientos de blanqueamiento del pene mediante el uso de láseres y productos químicos.

La piel blanca puede haberse convertido en una característica esencial de la belleza femenina tailandesa, dice Singhakowinta, pero incluso ese concepto de «blancura» ha cambiado. «En la literatura clásica tailandesa, las heroínas que tienen una tez clara, como si estuvieran pintadas de oro, se consideran hermosas», explica. «Entonces, es un tono diferente de blanco lo que era un estándar en el pasado. Después, con la llegada de las influencias occidentales y coreanas, el tono preferido es el blanco rosado».

La creciente popularidad de las industrias de entretenimiento coreanas, especialmente la música pop y los dramas televisivos, ha exacerbado esta obsesión. Singhakowinta explica que la tendencia “comenzó hace unos 20 años con un drama de época coreano llamado Dae Jang Guem que explicaba la historia de una doctora que se había convertido en una criada de la realeza”. Cuando se hizo popular en Tailandia, impulsó una nueva demanda de alimentos y productos coreanos.

Las imágenes de actores y productos de belleza coreanos se han convertido en características comunes de los sectores de entretenimiento de Tailandia. La belleza de estilo coreano, según dice el investigador, se ha convertido en sinónimo de belleza universal para muchos tailandeses». Desde entonces, la proliferación de negocios relacionados con la belleza coreana en Tailandia y su exitoso márquetin han promovido los estándares de belleza coreanos. Las características incluyen una cara en forma de V, una piel blanca perla y una nariz delgada y puntiaguda.

Singhakowinta dice haber escuchado que varios operadores turísticos tailandeses han organizado viajes de cirugía de belleza a Corea, ya que sus clientes están muy interesados en tener el mismo aspecto que sus estrellas favoritas. Algunos programas de televisión (como Let Me in Thailand) y un Spin-off (Let Me In Reborn), reclutan personas con desfiguraciones faciales para competir por la posibilidad de realizarse una cirugía plástica en Corea del Sur.

Por su parte, Omphornuwat sugiere que es poco probable cambiar la preferencia por la piel pálida en un futuro inmediato, ya que los niños más pequeños “se vuelven cada vez más conscientes del significado del color de la piel codificado por las instituciones sociales». Ella sin embargo se siente alentada por la campaña mediática Dark Is Beautiful (Lo oscuro es bonito) en la India, cuyo objetivo persigue frenar la discriminación. Quizás, un día, una campaña similar basada en el consumidor pueda ser implementada en Tailandia, dice.

Cambiar las tornas no parece una tarea fácil. La proliferación de imágenes, y las normas profundamente arraigadas, son tan influyentes que se necesitarán muchos ganadores como Maeya para marcar la diferencia.