Los mejores ‘dinner shows’ de Barcelona (Condé Nast Traveler)

, , ,
Cena y baile en Barcelona: Nueve direcciones de restaurantes y rooftops en Barcelona a las que irás a cenar… y acabarás moviendo los pies.
Publiqué este artículo en Condé Nast Traveler.

Alba Gine

Cena y baile en Barcelona

En Madrid se han convertido en tendencia. Pero los ‘dinner shows‘ en Barcelona tampoco tienen nada que envidiar.

Es la noche perfecta: sales con los amigos a cenar, acabas tomando unas copas y cuando la noche se va animando, te escapas de la mesa para bailar, sin tener que cambiar de local. ¿Suena divertido, verdad?

Si estás buscando las cenas más animadas de Barcelona, aquí te dejamos nueve direcciones de restaurantes y rooftops donde irás a cenar y acabarás moviendo los pies.

Gala Restaurant Barcelona

Gala Restaurant, Barcelona. Alba Gine

GALA

Gala es un clásico cuando de ‘dinner shows’ en Barcelona se habla: un espacio céntrico, juvenil y a todo color, pensado como un viaje al pasado surrealista de la Barcelona de inicios del siglo XX.

Lo mejor de todo es que vayas a la hora que vayas, siempre hay actividad: podemos disfrutar de una copa de tarde en su refrescante patio, junto a su fuente, quedarnos a cenar, a bailar, a reír sobre su tiovivo y hasta visitar al tarotista que nos encontramos de camino al baño.

Su club está abierto para cenar con música en directo. A partir de las doce de la noche, se levanta la mesa, empieza el espectáculo de la mano de un dj, y el espacio se convierte en un dance floor. Su propuesta culinaria es igual de variada que el local: hay sushi, tapas y platillos, platos fríos (como stracciatella y ensaladas), pastas y comida de la tierra y del mar. Carrer de Provença, 286.

Libertine Barcelona.

Libertine, Barcelona. Libertine

Libertine está en la planta baja del Hotel Casa Bonay y es un lugar con espíritu de club social, donde durante la semana muchos remote workers van a enviar los últimos emails del día y terminan la jornada disfrutando de uno de sus cócteles clásicos, cervezas artesanales y buena música.

El fin de semana sube el volumen de los equipos de sonido y se puede disfrutar de la música electrónica o de sonidos en directo de bandas.

Es un buen sitio para probar cócteles, como el Miso Mary (preparado con tomate orgánico, algas y especias, vodka o mezcal y un toque picante) o el Libertine House Martini (una mezcla de tres ginebras, vermut seco francés y sal marina que se diluye previamente y se almacena congelada).

Su carta nocturna es personal y sin pretensiones: encontramos propuestas como el stracchino (un queso fresco), falafel y olivas con labneh, o gnocchis, mantequilla, salvia y parmesano. La guinda final la pone el rooftop del hotel para disfrutar del verano. Gran Via de les Corts Catalanes, 700

Apriori Barcelona

Apriori, Barcelona. Apriori

APRIORI

Apriori abrió sus puertas el año pasado, proponiendo un lugar animado, de platos honestos y sencillos, donde el producto es el único protagonista, recuperando la humildad de la cocina más tradicional.

Esqueixada de bacalao, stracciatella con erizo, o patatas baby con salsa de queso y virutas de jamón, son algunas de las propuestas de la carta de esta temporada.

La decoración del local se divide en dos ambientes. La planta del restaurante recuerda a un diner americano, con una barra panelada en madera al estilo español. Por otro lado, el club, inspirado en el neoyorquino Studio 54, nos traslada a los años 60 con una divertida iluminación de color rojo.

Los jueves, viernes y sábados la diversión corre a cargo de un dj que cambia cada semana y le da al play de su repertorio de música disco y remix más ochenteros. Los miércoles hay concierto en directo. Carrer de la Granada del Penedés, 19

Tope Barcelona.

Tope, Barcelona. Leesa Morales

TOPE

Tope es la taquería mexicana del rooftop del nuevo hotel The Hoxton Poblenou, la cual promete convertirse en la gran favorita del tardeo barcelonés, por su ambiente juvenil, sus vistas inmejorables, la música en directo los fines de semana y propuestas sencillas para compartir, como el guacamole casero o los tacos al pastor.

El espacio tiene piscina y está decorado con un interiorismo cálido, de colores naturales, que nos invita a pasar una tarde animada y refrescante.

Vale la pena llegar durante la puesta de sol para disfrutar de los contrastes de la luz sobre el skyline de la ciudad y dos de sus edificios más imponentes: la Sagrada Familia y la Torre Agbar. Los viernes, sábados y domingo hay dj de 18 a 21h y se cogen reservas a partir de seis personas, para grupos más pequeños no es necesario reservar. Avinguda Diagonal, 205

PULITZER

El rooftop del Hotel Pulitzer abre de mayo a octubre con sus sesiones de dj y vermut (cada sábado y domingo al mediodía), y Buenas Tardes Pulitzer, que cambian de actividad y horario según el día.

Así, los miércoles son de concierto de grupos de pop, electrónica o funk; mientras que de jueves a sábado los dj toman el atardecer, de 19h a 22h. El domingo la sesión empieza y acaba más temprano, de 18h a 21h.

Esta doble programación cambiará a finales de junio, cuando el calor de Barcelona aprieta más fuerte. A partir de julio se celebrará únicamente el Buenas Tardes Pulitzer. La carta de este año está pensada a base de tapeo, brasa, cocas, tablas, vermuts y cócteles, para una velada informal con amigos cerca de Plaza Cataluña. Carrer de Bergara, 8

Ajoblanco Barcelona

Ajoblanco, Barcelona. Grupo Lombardo

AJOBLANCO

Ajoblanco es un punto de encuentro. Durante el día es un restaurante dinámico y urbanita; por la tarde un lugar ideal para unas charlas relajadas; y por la noche un elegante y festivo restaurante donde disfrutar de una cena al ritmo de música en vivo.

De jueves a sábado, desde las 23 hasta las 3 se disfruta de las dj session que empiezan cuando la mayoría de mesas están disfrutando el postre. En ese momento se empiezan a atenuar las luces y se crea un ambiente muy festivo y sofisticado.

¿Y qué se puede comer aquí? Un poco de todo: tapas clásicas, carnes y productos del mar. La paella de pescado y marisco con arroz de Pals es una de sus especialidades. Si tenemos ganas de alargar la noche, está rodeado de las mejores salas y clubs de Barcelona de la calle Tuset. Carrer de Tuset, 20

QUILLO

Quillo es una propuesta animada de tapeo en pleno centro histórico donde siempre reina el buen rollo. El lugar perfecto donde disfrutar del espectáculo en directo en plena cena para salir a bailar rumba y flamenco durante las copas, todos los jueves, viernes y sábados a partir de las 23h.

Su mobiliario de materiales nobles, y algunos de los toques en la decoración, te harán sentir como en una casa andaluza.

El menú está basado en la cocina de mercado, muy cuidado y varias opciones para compartir con amigos. Encontramos tapas clásicas, arroces y algunos platos con mucho sabor, como el rabo de toro al vino tinto con parmentier de patata, o la tortilla de camarones. Carrer del Rec Comtal, 2

Clubhaus Barcelona.

Clubhaus, Barcelona. Clubhaus

CLUBHAUS

En Clubhouse se mezcla el arte, juego y buen comer. En el espacio encontramos dos restaurantes, tres bares y dos salas de diversión.

Una de ellas es la Jungle Room, donde hay un pequeño minigolf y sala de karaoke para disfrutar como un niño adulto. Todo con un fondo de música de los años 80 y 90, con toques de hip-hop. En su Galaxy Room se organizan eventos exclusivos como talleres de cócteles, charlas, cenas privadas y más tarde, se convierte en bar con músicos diversos mezclando sus ritmos con dj sets exclusivos de tech-house.

El menú de Clubhaus celebra el street food, con tostadas de tataki de atún, ceviche, korean tacos, y también la brasa, proponiendo diferentes tipos de carne, pescado y verdura. Avenida del Marquès de l’Argentera, 13

SALVAJE

Este dinner show fusiona la cocina japonesa y la mediterránea, con una decoración exótica y buena música, que va subiendo durante la noche, hasta acabar a todo volumen. Y sí, en Salvaje se come muy bien. En su menú encontramos propuestas como los temakis de salmón marinado, solomillo madurado, dumplings rellenos de gambas o ensalada de mango maduro.

Este lugar originario de Panamá primero abrió en Madrid, donde cuenta ya con tres sedes. El de Barcelona, es pura diversión. ¿Te vienes? Carrer de Enric Granados, 86.